ARTAS

Consiste en extraer unidades foliculares de un área donadora para luego ser implantadas en el área receptora. La extracción de folículos con ARTAS se hace mediante un algoritmo que capta imágenes donde permite tener una precisión única. Además, este procedimiento recolecta miles de unidades foliculares en sola una sesión, por lo que es mucho más veloz que una técnica manual (F.U.E o F.U.S.S).


Gracias a su tecnología de procesamiento de información por medio de imágenes permite:

  • Identificar los folículos (cabellos) más saludables.
  • Reconocer el ángulo correcto de extracción.
  • Recolectar sin dañar los folículos existentes.
  • Extraer folículos intactos.
  • Mantener la apariencia natural de la zona.
  • Conseguir resultados permanentes sin dolor.

Preguntas frecuentes:

  • Es un procedimiento rápido y sin dolor.
  • El tiempo de recuperación es más corto a diferencia de otros tratamientos.
  • No deja cicatrices.
  • El cabello vuelve a su proceso de crecimiento de forma más continua, con mayor firmeza y grosor.

Se obtiene un notable crecimiento del pelo, permanente, continuo y visiblemente más grueso. Sin tiempo de reposo y en una sola sesión.

Luego de realizada la intervención quedan unas pequeñas costras que al paso de 5 o 7 días desaparecen por completo, sin dejar ni una mínima cicatriz.